Terapia Psicológica en Ávila y Madrid

Cada persona es diferente, por lo que cada terapia también lo es. Trabajo con el paciente de forma conjunta, estableciendo una terapia personalizada bajo una orientación cognitivo-conductual.

Llevo a cabo diferentes intervenciones psicológicas con adultos y niños, atendiendo siempre a las necesidades de las personas.

Si sientes la necesidad de cambiar o mejorar cualquier aspecto de tu vida, pero no sabes por dónde empezar o a quien preguntar, estás en el lugar indicado.

Tipos de terapia que realizo

Psicología infanto-juvenil

La salud psicológica de los niños y adolescentes es fundamental para un desarrollo adecuado a su edad: adquisición de nuevos conocimientos y aprendizajes, lograr su integración social, evitar el fracaso escolar (y posterior laboral), etc.

Entre los principales problemas encontramos:Ansiedad infantil, Depresión infantil, TDAH, Problemas de conducta, Timidez infantil, Enuresis, Encopresis, Terrores nocturnos y pesadillas, Trastornos del desarrollo , Problemas escolares (Bullying o acoso escolar, Ansiedad ante los exámenes, Adolescencia difícil: trastornos negativista desafiante y trastorno disocial), Fracaso escolar y Fobia escolar.

Ansiedad y estrés

Muchas veces, de forma habitual en nuestra vida, tenemos una sensación desagradable caracterizada por sudoración, tensión muscular, palpitaciones, sensación de ahogo, dolores constantes de cabeza, interrupciones en nuestro pensamiento, dificultades de concentración y para trabajar, dificultades para dormir, tener miedos que no podemos controlar, etc.

Esto es una respuesta natural que nuestro organismo activa para defenderse de un peligro o para afrontar una situación complicada: ansiedad.

Dentro de lo que llamamos ansiedad encontramos, entre otros, Ansiedad Generalizada, Trastorno Obsesivo-Compulsivo, Fobias y Miedos, Agorafobia, Trastorno del Pánico, Hipocondría y Estrés.

Fobias y miedos

El miedo es una emoción, y como todas ellas, es adaptativa al entorno, pero en ocasiones se hace disfuncional: cuando es intenso y persistente y nos limita en algunos momentos o, incluso, nos hace perder aspectos importantes en nuestra vida. En lugar de incrementar nuestra capacidad de manejar y superar la realidad, por el contrario nos limita o anula esta capacidad.

Tendremos la sensación de ansiedad, de estar tensos, con palpitaciones, sudoraciones, etc. Los miedos o fobias pueden haber surgido por múltiples motivos (una situación vivida, una creencia infundada) así como darse ante cualquier cosa (animales, comida, situaciones ambientales, trasportes, hablar en público, oscuridad, exámenes, etc.).

Tristeza y depresión

Pueden darse ocasiones en que las personas pasemos por una época en la que nos sentimos tristes o vacíos, en la que no sintamos placer en ninguna actividad la mayor parte del día, casi cada día. Puede que hayamos perdido o aumentado de peso sin pretenderlo, que tengamos dificultades para dormir, dificultades para concentrarnos, que estemos cansados casi cada día, que tengamos sentimientos de culpa excesivos o inapropiados o incluso pensamientos de muerte recurrentes.

Cuando estos sentimientos se alargan semanas o incluso meses es posible que nos encontremos ante una depresión.

Quizá uno de los motivos que más tristeza nos produce es la pérdida de algo o de una persona querida. Superar un duelo es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos las personas. Normalmente, se resuelve con el paso del tiempo y de manera natural, pero en ciertas ocasiones no se consigue elaborar la pérdida y se produce esto que llamamos duelo patológico. Esto es una respuesta natural que nuestro organismo activa para defenderse de un peligro o para afrontar una situación complicada: ansiedad.

Dentro de lo que llamamos ansiedad encontramos, entre otros, Ansiedad Generalizada, Trastorno Obsesivo-Compulsivo, Fobias y Miedos, Agorafobia, Trastorno del Pánico, Hipocondría y Estrés.

Timidez y dificultad en las relaciones sociales

Hay personas que se sienten incómodas y cohibidas delante de los demás, por lo que empezarán a sentirse nerviosas, mostrando una conducta retraída y una falta de asertividad en situaciones sociales. La persona tímida centra su atención sólo en los errores que comete en estos contextos sociales, presentando ideas negativas sobre sí mismo, una preocupación excesiva por su desempeño, aversión a realizar gestiones o incluso a hacer llamadas telefónicas, miedo a hablar en público o a quedarse en blanco, tartamudear o sonrojarse delante de los demás.

Así, la ansiedad ante las situaciones sociales estará acompañada por: sequedad de boca, temblores en la mano o voz, sudoración, palpitaciones, rubor, problemas de concentración y pensamiento desorganizado, que acaban en la huida de espacios donde haya gente.

La timidez se convierte en un problema cuando limita nuestra día a día y nos hace sentir mal.

Autocontrol y control de impulsos

Cuando la falta de control se apodera de nuestro día a día nos hace daño a nosotros mismo y a nuestro entorno. Habitualmente, un impulso suele ser un acto no premeditado y sobre el que ya no tenemos control.

Esta falta de control suele venir acompañada de nervios, volver a encontrarnos en la situación que nos hace daño (seguimos repitiendo) y sentimientos de culpa tras la conducta.

Entre las formas más comunes ante la dificultad para controlar los impulsos encontramos, entre otras: cleptomanía (impulso de robar objetos), compra compulsiva, tricotilomanía (impulso de arrancarse el pelo), onicofagia (impulso de morderse las uñas) tics nerviosos, procastinación o postergación(impulso a aplazar una acción) y control de la ira. Cuando estos sentimientos se alargan semanas o incluso meses es posible que nos encontremos ante una depresión.

Quizá uno de los motivos que más tristeza nos produce es la pérdida de algo o de una persona querida. Superar un duelo es uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos las personas. Normalmente, se resuelve con el paso del tiempo y de manera natural, pero en ciertas ocasiones no se consigue elaborar la pérdida y se produce esto que llamamos duelo patológico. Esto es una respuesta natural que nuestro organismo activa para defenderse de un peligro o para afrontar una situación complicada: ansiedad.

Dentro de lo que llamamos ansiedad encontramos, entre otros, Ansiedad Generalizada, Trastorno Obsesivo-Compulsivo, Fobias y Miedos, Agorafobia, Trastorno del Pánico, Hipocondría y Estrés.

Mejora de la autoestima

La autoestima no es un rasgo de nuestra personalidad, sino que depende de todo lo que vivimos y nos rodea en momentos concretos de nuestra vida. El modo en que nos “queremos” afecta a todas las áreas de nuestra vida: familiar, social, sentimental, laboral… La autoestima es la base de sentirnos valiosos y útiles y, sobre todo: con derecho a ser felices.

Si pienso que hago las cosas mal porque soy inútil, que no puedo hacer nada por solucionarlo, si tengo experiencias de fracaso en las iniciativas y en las relaciones personales o si creo que los demás piensan mal de nosotros, probablemente tendremos una baja autoestima.

Trastornos del sueño

Cuando no dormimos las horas suficientes o nuestro sueño no ha sido reparador nos encontramos fatigados, muy irritables, con dolores de cabeza, con una disminución del estado de ánimo, de la motivación, de la memoria, de la atención y de la concentración. La consecuencia será un deterioro social, laboral y de otras áreas importantes de la actividad de la persona.

Problemas de pareja

Hay momentos en que las parejas pueden pasar por un momento de crisis, ocurriendo la mayoría de las veces sin que ningún miembro quiera ni sepan cómo combatirlo. En muchos casos, el amor existe pero se ha perdido la unión.

Los problemas de pareja pueden ser de muchos tipos: celos, comunicación, toma de decisiones, la llega de los hijos, infidelidad, problemas de convivencia, miedo al compromiso, dependencia emocional, discusiones constantes o una ruptura sentimental, separación o divorcio.

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando estas dando tu consentimiento para la utilización de nuestras cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies
1
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?
Powered by